domingo, 1 de febrero de 2009

Sin titulo - Capitulo 4

Sabado 10:00

Me duele la cabeza.
Carmen me trae una pastilla y el tercer cafe.
Es una buena chica. Me ha traido a casa y se ha quedado aqui, a mi lado, en el sofa, pasandome kleenex.
Ahora ya no hay necesidad, estoy tranquila, demasiado quizas.

Suena el telefono.


Es el.

“Ana, ahora mismo voy a Barajas, no hace falta que vengas a buscarme. Pasa Juan a recogerme y comere con el”

“Ah, vale” Vaya! Que resistencia tienes! Estas usando Viagra?

“Estoy cansado, pero si te apetece podemos salir esta noche”

“No” Si esperas que te consuele vas de culo, si estas cansado te jodes, cerdo!

“¿Te pasa algo?”

“No, nada” Que quieres que me pase? Eres un embustero asqueroso, solo eso, 14 años tirados a la basura, te parece poco?

“Llegare antes de las 7”

“Vale” No estaré, no me apetece verte... por ahora...

“Ana, ¿seguro que no ha pasado nada?”

“Seguro, chao” A la mierda!

Cuelgo el telefono.

¿Habra tenido el pudor de ir al baño para llamarme o lo habra hecho desde la cama? ¿Que le habra dicho de mi a esa mujer? ¿Estaran riendo? ¿Cuanto tiempo llevan liados? ¿Ha sido la primera? ¿Esta enamorado? ¿Se van a ir a vivir juntos? ¿Cuando ha dejado de quererme? ¿Que hago?

A los dos minutos llega un sms suyo: “¿Te he dicho que te amo?”

No, no me lo ha dicho. Encima de la mesa hay dos cartas de su amante. Bonita caligrafia. Ella se llama Rosa.

Rosa, rosae, rosae, rosam...

Rosam cape, spinam cave.

Me ha costado encontrarlas pero lo he conseguido... y eso me deja mas confundida. ¿Queria que las encontrase? Nadie en su sano juicio dejaria estas pruebas. A los niños, antes de decir “mama”, les enseñan a negar la evidencia. Negar, siempre, sea lo que sea, pero negar!

¿Quiere que sea yo la que “empiece” la guerra?

Si vis pacem, para bellum.

“Ana ¿que estas diciendo?”

“¿Que?”

“Estas hablando sola”

“No, nada, Carmen, no me hagas caso. Oye... ¿has leido esto?

Le leo esa frase, aunque no lo necesito. La podria repetir a memoria.

... te imagino en la cama, al lado de una mujer que ya no amas y cuyo cuerpo no tocas desde hace meses...

“¿Has visto? Tambien miente a ella! Nosotros lo “hacemos” casi cada dia, que embustero!

Subitamente todo se vuelve diafano. Rosa compadece a Carlos porque su mujer jamas ha comprendido los esfuerzos de Carlos por mantener viva la union, jamas comprendio el espiritu de Carlos. Hace siglos que no hacen el amor. Ha intentado dejarla varias veces y, por ultimo, le ha prometido que se separan.

¿Y yo donde he estado todo este tiempo?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Por favor sigue escribiendo sigue escribiendo, sigue, sigue.....
Idhun

Anónimo dijo...

Por favor, hazle caso a Idhun y sigue con esto que uf, se te da genial. Me parece que me voy a apuntar a que me des unas clases. Aunque tal vez me venga mejor tener veinte años más de vida, experiencia, emociones...quién sabe.
Sigue así mami.

Un besito

Epigrafe dijo...

Me adhiero a los deseos de qué sigas escribiendo ... no te detengas por favor ...